Las aplicaciones de Google son potentes, modernas, accesibles y gratuitas. Casi nada.

Reconozco que las uso como primera opción, incluso Google Sites para las páginas web.
Siii, ya se, Wordpress y sus plugins están arrasando.

Pero parto de la premisa de la sencillez, del control por parte del cliente de la información de su negocio, hasta el punto que 
solamente  él cambiando la contraseña de la cuenta de Google me dejaría fuera del proyecto.

Y lo primero que hago para hacérselo saber es crear una cuenta de Gmail compartida.

A mi me gustaría en mi propio negocio que fuera así. Tener yo el control.
google apps